Responsabilidad civil

La Responsabilidad Civil es la obligación que tiene una persona de reparar los daños y perjuicios producidos a otra, a consecuencia de una acción u omisión, propia o de otro por el que se deba responder, en la que haya habido algún tipo de culpa o negligencia.

El objetivo de la Responsabilidad Civil, es procurar la reparación que consiste en restablecer el equilibrio que existía entre el patrimonio del autor del daño y el patrimonio de la víctima antes de sufrir el perjuicio.

Solicitar presupuesto
Rellena nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo
¿Qué cubre?
  •  Las indemnizaciones pecuniarias que el asegurado deba satisfacer como civilmente responsable de los daños corporales y/o materiales causados durante la vigencia de la póliza, con arreglo a los Art. 1902 al 1.910 del Código Civil, 109 del Código Penal o en general, conforme a derecho.
  • El depósito de fianzas que le sean exigidas para responder de las indemnizaciones derivadas de la responsabilidad civil cubierta por la póliza. En ocasiones también se amplia a las fianzas penales que pudieran producirse.
    Los gastos de abogados, procuradores, costas judiciales y similares que deba realizar el asegurado para su defensa y representación frente a la reclamación del o de los perjudicados, en procedimientos judiciales que se incoen por hechos cubiertos en póliza.
  • Hemos visto lo que dice el Art. 1.902 del Código Civil. Los siguientes hasta el 1.910 extienden la obligación de indemnizar a los casos en los que los daños se han producido a causa de acciones u omisiones de:
  • Los hijos y tutelados mientras se encuentren bajo custodia de los padres, respecto a los mismos.
  • Los empleados respecto a sus empresarios.
  • Los animales domésticos respecto a sus propietarios.
  • Los edificios respecto a sus propietarios.
Para que un daño sea indemnizable se tiene que dar
  • Qué el responsable sea el asegurado o las personas de las que sea
    Responsable.
  • Qué exista un nexo entre la acción u omisión y el daño causado al perjudicado. Este nexo debe ser demostrado por el perjudicado. Ésta relación causa-efecto se rompe cuando:
    Intervienen terceros o un hecho ajeno al asegurado.
  • Cuando interviene el propio perjudicado (El resultado dañoso se debe a la propia acción del perjudicado). Si intervienen asegurado y perjudicado, generalmente se establece compensación de culpas.
  • Cuando los hechos sean de fuerza mayor. Hechos inevitables, imprevisibles y ajenos al asegurado.
  • Que exista daño evaluable económicamente. Sin daño, no hay siniestro.
Los daños pueden afectar
  • A la persona del perjudicado.
  • A los bienes del perjudicado.
  • Al patrimonio del perjudicado.
  • A daños morales evaluables económicamente.
Otros elementos necesarios para definir el alcance de la cobertura
El objeto asegurado: Es fundamental definir la actividad, o bien, que se desea asegurar. El riesgo debe quedar perfectamente delimitado en la póliza, por lo que habrá que aportar al asegurador toda la información que haga referencia al riesgo y que haya sido requerida.
Los límites de indemnización
Límites referentes a los riesgos cubiertos: Vendrán dados por la definición de la actividad que figure en las Condiciones de la póliza.
Ej. No se cubrirá la responsabilidad profesional de un arquitecto si la póliza establece que la cobertura se limita a su condición de cabeza de familia.

Límites cuantitativos: Las obligaciones del asegurador quedarán limitadas respecto a las cuantías de las indemnizaciones por :

  • Suma asegurada por siniestro: Cantidad máxima que pagará el asegurador en cada siniestro. Importante en este caso el sublímate que suele establecerse por víctima.
  • Suma asegurada por período de tiempo: Suele establecerse un año. Este límite establece el capital máximo por todos los siniestros en ese período.
  • La clasificación del riesgo y por tanto la tarifa de prima, depende de la clase de responsabilidad que se cubra y de la actividad de que se trate, efectuándose el calculo de la prima en base a factores objetivos:
  • Facturación de la empresa.
    Número de empleados.
  • Metros cuadrados edificados.